¿Qué es la Ley de la vibración y cómo nos afecta?

Todo el Universo está compuesto de energía en movimiento que permanece en un estado de «vibración» constante. Pero ¿Cómo esto afecta nuestra realidad?

vibración

La física cuántica, es la ciencia que estudia la estructura y el comportamiento de la materia a términos atómicos y subatómicos. Esta rama de la física, ha permitido descubrir que las subunidades que componen un átomo, están formadas por vórtices invisibles de energía que están en constante movimiento. Esto significa que todo el Universo que está compuesto por millones de átomos, en realidad es más de lo que hemos creído, es energía en vibración. Y «la energía no se crea ni se destruye, simplemente muta o se transforma».

Por otro lado, se han llevado a cabo experimentos de neurología para verificar el poder de la mente y el pensamiento. Uno de tantos, consiste en pedirle a una persona, ver con sus ojos un objeto, mientras se analiza su actividad cerebral, luego se le pide imaginar en su mente con los ojos cerrados, el mismo objeto. Curiosamente las mismas zonas del cerebro presentaron actividad cerebral, en los dos momentos. Con este resultado, se comprobó que el cerebro no distingue entre la realidad y lo que pensamos.

“El cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas. Para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente”

Joe Dispenza (bioquimico y doctor en medicina quiropráctica)

➤ Te puede interesar: La ley de la atracción y como puede llevarte al éxito

La vibración como base de la ley de la atracción

Si el cerebro responde de la misma manera entre lo que pensamos y vivimos en la realidad, y sabiendo que somos seres energéticos por naturaleza, entonces, nuestros pensamientos generan una respuesta energética que puede afectar nuestra realidad. De allí surge la afirmación: «somos lo que pensamos».

Por ello la ley de la atracción, tiene como base la ley de la vibración, pues todo lo que pensemos o «vibremos» en nuestra mente, es energía emitida al Universo energético, y esa misma energía da como resultado una respuesta energética similar.

» Si quieres entender el Universo piensa en energía, frecuencia y vibración»

Nikola Tesla

Un ejemplo claro, del poder de la vibración o resonancia, se puede realizar con una copa de vidrio. Se coloca la copa de cristal en un estado de reposo, y una persona empieza a cantar notas altas, si la resonancia de la voz logra encontrar la frecuencia exacta que haga «vibrar» las moléculas del cristal, el cristal se quebrará, esto como resultado de una sincronía entre el sonido emitido y el campo de resonancia que rodeaba el cristal.

De la misma manera, nuestros pensamientos resuenan o vibran, en cierta frecuencia, cuando esta vibración encuentra un objetivo que vibre en esa misma frecuencia, se sincronizarán, dando como resultado una situación o realidad.

¿Como nos afecta?

Si nuestros pensamientos constantemente son negativos, lo que atraeremos son emociones igualmente negativas, como: el odio, el miedo, el rencor, la ira, la envidia, etc. Como consecuencia, se crearán situaciones negativas a nuestro alrededor, pues se sincronizan con la misma vibración de los pensamientos y las emociones.

En el caso contrario si nuestros pensamientos son positivos, atraerá sentimientos de alto nivel energético, como: el amor, el perdón, la compasión, la empatía, etc. Atrayendo de vuelta, situaciones más favorables para nuestra vida.

En conclusión, así como la vibración puede afectar la materia de la copa de cristal, nuestros pensamientos pueden de igual forma, afectar nuestra realidad.

¿Qué clase de realidad estás viviendo en este momento? ¿Qué pensamientos son los que están pasando por tu mente para atraer esa realidad? Y si ahora sabes que los pensamientos atraen lo que vivimos, ¿qué vas a hacer al respecto?

Deja un comentario