Matthew Falder el Pedófilo y Sádico de la Deep Web

Dentro de la web profunda (en inglés, la deep web), se suben las peores cosas que el hombre pueda imaginar, el contenido que allí se encuentra va desde lo perverso hasta el límite de lo cruel, sucio y macabro. Este es el caso de Matthew Falder, el peor pedófilo y sádico que hacía de las suyas en la deep web, logrando causar demasiado daño a muchas de personas.

¿Quién era Matthew Falder?

El británico Matthew Falder, era una persona del común. A sus 29 años era investigador geofísico de la Universidad de Birmingham para luego graduarse de Doctorado en Geofísica. Lo que nadie sabía es que por ocho largos años Matthew estuvo involucrado en la deep web para cometer todo tipo de delitos. Bajo su imagen inocente, no levantó durante ese tiempo sospechas de sus familiares, ni de su propia novia, todo lo hacía con absoluta discreción.

Matthew Falder
Matthew Falder el día de su grado de Doctorado

Durante los años que duró dentro de la deep web, logró obtener algunos conocimientos en seguridad informática, por lo que tenía más de 70 seudónimos (devil666 era uno de ellos) y procuraba no dejar huellas en los peores sitios de pedofilia en los que participaba.

Su participación en los Foros Hurtcore

La deep web, se conoce como el lugar oscuro de la web, donde personas de forma anónima, comparten, venden y compran todo tipo de cosas como: pornografía, drogras, armas ilegales, tráfico de órganos, tráfico de personas, pedofilia y mucho más. Pues déjame decirte que Matthew Falder estaba involucrado en una de las más perversas y asquerosas secciones de la deep web: el Hurt Core.

La palabra Hurt Core hace referencia a la sección de pornografía más extrema que existe en la deep web. Es tan extrema, que incluso para muchos pedófilos reconocidos, esta sección era demasiado fuerte para ellos, por lo que la evitaban. Dentro de ella se encuentra todo tipo de actos sexuales denigrantes, practicados de la forma más agresiva, en donde raptan bebes y niños para violarlos, mientras son grabados y transmitidos en vivo en varias páginas de la deep web.

Hurt 2 The Core, era el sitio web más popular en el mundo del Hurt Core, allí Matthew Falder encontró un lugar para compartir sus depravaciones más perversas.

Modus Operandi

Para lograr atrapar a sus victimas se hacía pasar por una artista llamada Liz, la cual con simpatía y una gran habilidad de manipulación, lograba obtener fotos intimas de ellas, con las que las amenazaba, si no le seguían enviando más fotos sexuales y mucho más humillantes. Su victima más joven tenía solo 13 años.

Matthew se conectaba a través de su computador para engañar a sus victimas en sitios web como Gumtree

Muchas de las victimas las obligó a tomarse fotos en posturas degradantes, a que comieran sus propias heces y bebieran su propia orina, también obligó a varias a grabarse mientras lamían los inodoros de baños públicos, hasta llegar al punto de obligar a varias de sus victimas a violar a sus propios hijos (un bebé fue victima de violación, bajo amenazas).

Algo que también hacía, era colocar cámaras en baños públicos, para luego contactar a sus victimas a través de la web, chantajearlas con los vídeos obtenidos y obligarlas a enviar más material si no querían que las expusieran ante amigos y familiares.

Todo este material era recopilado y subido al foro Hurt 2 The Core.

Captura de Matthew Falder

Para lograr capturarlo pasó mucho tiempo, porque aunque existían denuncias contra él, no se sabía quien era el verdadero responsable de la manipulación y chantaje que hacía a sus victimas. Hasta que sus delitos llegaron a manos de la Interpol, quienes rastrearon uno a uno los seudónimos con cierta similitud en los grupos de Hurt Core y lograron identificar una IP, dando con el lugar de residencia de Matthew Falder.

Dentro de su casa encontraron todo tipo de material pornográfico extremo. Fue juzgado a 32 años de prisión (pero se redujo a 25 años) no solo por el material hallado sino también por su propia confesión, donde afirmaba haber cometido más de 137 delitos a un total de 46 personas; aunque se cree que llegó a 300 personas según reporte de la Agencia Nacional de Delitos del Reino Unido.

Pese a que Matthew fue apresado y juzgado, su condena no revertirá todo el dolor que causó a sus victimas, que llegaron al punto de querer quitarse la vida, si es que algunas lo hicieron y aún no lo sabemos. Matthew será el responsable de cada trauma generado en cada una de estas personas, que vivirán con el amargo recuerdo por el resto de sus vidas.

Deja un comentario