eventos del fin del mundo_ abominación desoladora

Eventos del Fin del Mundo: La abominación desoladora

La segunda parte de un estudio extenso sobre los Eventos del Fin descritos en la Biblia y el significado de cada uno. La abominación en el Templo judío.

la abominación desoladora, eventos del fin del mundo

En el anterior estudio «Eventos del Fin del Mundo: El Principio de Dolores», los discípulos le preguntaron a Jesús cuando y cómo habrían de acontecer los sucesos que advertirían el fin del mundo. Jesús habló de forma general sobre varios eventos que sucederían. Ahora entraremos en detalle sobre la segunda parte de la profecía escrita en Mateo 24.

NOTA: Durante la explicación de cada punto, encontrarás la referencia bíblica. Si deseas leerla, solo das click encima de la flecha ▶ para que se despliegue el texto hacia abajo

La abominación desoladora

Jesús usó la palabra abominación desoladora utilizada por el profeta Daniel en la profecía de las 70 semanas, para explicar un evento futuro que marcaría la llegada del Anticristo.

La frase «abominación desoladora», hace incapié a algo que es abominable ante los ojos de Dios. Este concepto tiene fuertes vínculos con la idolatría, una practica que Dios claramente condena.

Este evento futuro se presentará como un acto de idolatría que causará profunda desolación en Israel.

El profeta Daniel utilizó este termino relacionándolo con la idolatría y el Templo judío

Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.

»Su ejército se apoderará de la fortaleza del templo, contaminará el santuario, pondrá fin a los sacrificios diarios y colocará el objeto sacrílego que causa profanación.[a]

»Desde el momento en que se detengan los sacrificios diarios y coloquen el objeto sacrílego que causa profanación[a] para ser adorado, habrá 1290 días.

Entonces si el profeta Daniel hablaba del Templo judío como el lugar en el que se realizará la profanación, es necesario que haya un templo para realizar el acto de idolatría del que habla Jesús. ¿Pero cómo es posible esto si el Templo de Jerusalen ya no existe?

El primer y segundo Templo de Jerusalen

Para los israelitas el templo era el santuario en el que celebraban ritos judíos y ceremonias sagradas a Dios. Donde se consideraba que moraba Dios.

 

El templo de Salomón, ejemplo para el tercer templo y la abominación desoladora
Partes del Templo de Salomón

La historia registra que el templo ha sido levantado en dos ocasiones:

El primer Templo, conocido como el Templo de Salomón, fue construido alrededor del año 960 a.C. por Salomón el hijo del rey David y fue destruido en el año 587 a.C. a mano Nabucodonosor II. 

El segundo templo fue construido por los judíos exiliados que retornaron de Babilonia en el año 515 a.C, años después fue ampliado y mejorado por Herodes el Grande y finalmente destruido por el político militar Tito Vespaciano en el año 70 d.C.

Desde entonces, el templo judío no ha vuelto a ser reconstruido. De hecho lo que se conoce como el famoso Muro de los lamentos hoy en día, es uno de los muros que quedó en pie del antiguo templo.

La construcción del tercer Templo y el Anticristo

En la actualidad reconstruir el Templo es una misión muy difícil, pues la zona en la que debería construirse, está bajo el control musulmán. Sin embargo, se ha rumorado que los planos del tercer templo ya están diseñados desde hace muchos años, e incluso en el año 2019 una organización israelí instó a los judíos a reconstruir el tercer templo. 

Ahora para continuar con la profecía, se necesita de alguien que establezca la «abominación desoladora» cuando esté construido el tercer templo ¿Pero quién es esa persona? según la biblia, esta persona es el anticristo.

El anticristo será un hombre «que buscará establecerse en el lugar de Cristo y actuar en oposición a Cristo». Un gobernante malvado que seducirá y  engañará a todo el  mundo. 

De acuerdo con la Biblia, la abominación desoladora que será establecida por el anticristo, se dará en dos fases:

1. La proclamación de la divinidad del anticristo

El anticristo se sentará en el mismísimo lugar Santísimo del templo (sección del templo donde se encontraba Dios y que solo un sumo sacerdote podría ingresar una vez al año) proclamando ante el mundo entero que es Dios. De esta manera establecerá la falsa religión que impondrá sobre el mundo entero.

No se dejen engañar por lo que dicen. Pues aquel día no vendrá hasta que haya una gran rebelión contra Dios y se dé a conocer el hombre de anarquía, aquel que trae destrucción. Se exaltará a sí mismo y se opondrá a todo lo que la gente llame «dios» y a cada objeto de culto. Incluso se sentará en el templo de Dios y afirmará que él mismo es Dios.

 

Hasta este punto se describe solo una parte de la abominación que realizará el anticristo en el Tercer Templo, pues «usurpar el lugar que le corresponde a Dios, es una abominación»

2. La colocación de la imagen del anticristo en el lugar santísimo del templo

Existirá según la biblia un falso profeta, que será la mano derecha del anticristo, engañará a la gente mediante señales y prodigios mentirosos que lleven a adorar al anticristo. El mayor engaño de éste que es llamado en la Biblia como «La segunda Bestia» será en realidad la construcción de una imagen del anticristo, la cual tomará vida (se desconoce con precisión en qué sentido) y será colocado en el lugar santísimo del templo de Jerusalen. 

11 Luego vi a otra bestia; esta salía de la tierra. Tenía dos cuernos como los de un cordero, pero hablaba con la voz de un dragón. 12 Ejercía toda la autoridad de la primera bestia y exigía que toda la tierra y sus habitantes adoraran a la primera bestia, la que se había recuperado de su herida mortal. 13 Hacía milagros asombrosos, incluso que cayera fuego del cielo a la tierra mientras todos observaban. 14 Con los milagros que se le permitió hacer en nombre de la primera bestia, engañó a todos los que pertenecen a este mundo. Les ordenó que hicieran una gran estatua de la primera bestia, la que estaba herida de muerte y después volvió a la vida. 15 Luego se le permitió dar vida a esa estatua para que pudiera hablar. Entonces la estatua de la bestia ordenó que todo el que se negara a adorarla debía morir.

16 Además exigió que a todos —pequeños y grandes; ricos y pobres; libres y esclavos— se les pusiera una marca en la mano derecha o en la frente. 17 Y nadie podía comprar ni vender nada sin tener esa marca, que era el nombre de la bestia o bien el número que representa su nombre. 18 Aquí se requiere sabiduría. El que tenga entendimiento, que resuelva el significado del número de la bestia, porque es el número de un hombre.[a] Su número es 666.[b]

Con el anticristo sentado en el lugar santísimo, Jerusalen se convertirá en el centro de adoración a la bestia. Entonces será cuando se obligue a toda la tierra a que adore a la bestia y a su imagen viva, o enfrentarse a la muerte si no lo hacen. En este tiempo es donde se pondrá la famosa marca de la bestia que Dios ha advertido no recibirla por ningún motivo.

Después un tercer ángel los siguió mientras gritaba: «Todo el que adore a la bestia y a su estatua o acepte su marca en la frente o en la mano 10 tendrá que beber el vino de la ira de Dios, que se ha servido sin diluir en la copa del furor de Dios. Ellos serán atormentados con fuego y azufre ardiente en presencia de los ángeles santos y del Cordero. 11 El humo de su tormento subirá por siempre jamás, y no tendrán alivio ni de día ni de noche, porque adoraron a la bestia y a su estatua y aceptaron la marca de su nombre».

12 Esto significa que el pueblo de Dios tiene que soportar la persecución con paciencia, obedeciendo sus mandamientos y manteniendo la fe en Jesús.

Entonces la abominación desoladora será la «gran señal» mencionada por Jesús a sus discípulos; este suceso dará al inicio de los tres años y medio finales  de esta era. Un periodo en el que Jesucristo llamó como la Gran Tribulación y de la cual hablaremos en el siguiente estudio.

Deja un comentario