El hallazgo del Arca de Noé según investigaciones

Una de las historias bíblicas más conocidas a nivel mundial es la del gran diluvio; y el papel que tuvo el patriarca Noé al construir una enorme arca luego de que Dios lo contactara directamente. El objetivo consistía en que Noé podría salvar a su familia del castigo que caería sobre los hombres con una condición; llevar una pareja de cada especie animal del planeta. Allí nació la historia del Arca de Noé.

arca de noe

Según el relato que aparece en el Génesis, un enorme diluvio que duraría 40 días y 40 noches acabaría con toda la humanidad. Esto era necesario para limpiarla de todo el mal que el hombre había desatado en la tierra; dando paso a un nuevo ciclo, una especie de reinicio para la humanidad.

Naturalmente uno de los misterios más grandes de la sociedad moderna es saber ¿qué ocurrió con el arca y dónde encalló luego que la lluvia cediera y el nivel del agua disminuyera? Por lo que cada atisbo de descubrimiento relacionado a esta leyenda atrae a muchas personas, desde arqueólogos hasta investigadores de distintos gobiernos.

El Arca de Noé durante el siglo pasado

Durante siglos se han ido encontrando aparentes señales de la ubicación del arca alrededor del continente asiático; sin embargo su pista más reciente comienza a inicios del siglo XX cuando un explorador ruso habría encontrado restos de un navío en el monte Ararat sumergidos en el hielo.

Posteriormente el Zar Nicolás II de Rusia envía una exploración a confirmar el descubrimiento; sin embargo todos los hallazgos y fotografías se perdieron luego de la Revolución Rusa que dio fin al reinado dentro del país.

representación del arca de noé

Uno de los hallazgos más llamativos lo realizó el explorador francés Fernand Navarra a mediados de los años 50; donde encontró restos de madera en el mismo monte Ararat en Turquía, en lo que se conocía como la anomalía Ararat. Esta fue descubierta por un piloto estadounidense unos pocos años antes en un vuelo de rutina.

El trozo de madera que encontró Navarra a más de 4 metros sobre el nivel del mar, se sometió a estudios y se encontró que databa de 5 mil años; por lo tanto podría coincidir con el tiempo estimado de la construcción de la famosa arca. Posteriormente a finales de los 60 dirige otra investigación acompañados de comunidades de investigación arqueológica que reafirmó el descubrimiento de los años anteriores y otorgó veracidad al mismo.

El papel de la CIA

La conocida como la Agencia Central de Inteligencia es famosa por dirigir investigaciones secretas; para luego revelar la información bajo su discreción y luego de filtrada. Posterior al descubrimiento de Navarro, la CIA dirigió una investigación en la zona de la anomalía Ararat y en conjunto con el gobierno turco evitó la realización de exploraciones privadas en la zona; esto aumentó mucho la expectativa conforme a los hallazgos del ente gubernamental.

imagen bíblica

Por lo que durante casi unos 50 años el área estuvo sin explorarse. No fue sino hasta el año 2010 donde un grupo de investigadores turcos y chinos pudo aventurarse de nuevo y declararon haber encontrado restos completos del Arca. Mostraron restos de madera labrada a mano y con recubrimiento de brea; lo que le habría permitido mantenerse a flote al ser impermeable.

Sin embargo algunos desestiman esta investigación y declaran que fue manipulada; a pesar de todo esto es el lugar donde se cree que pudo haber quedado el arca, debido a la forma tan peculiar de la anomalía de Ararat. Su tamaño coincide con los 300 codos o unos aproximados 140 metros de largos y más de 50 codos de ancho que señala la Biblia que tenía la Arca.

Deja un comentario